Sonsonate eliminó al campeón En juego desarrollado en el estadio Ana Mercedes Campos, los cocoteros vivieron una fiesta al ver clasificar a su equipo a la final, y no era para menos, en el camino habían dejado al actual campeón Racing Jr., de Armenia.


Un juego intenso, que se definió justo en el minuto 90, con anotación de José Edgardo Pimentel, los dirigidos por Rubén Alonso sudaron para vencer 2×1 (global 3×2 ) al conjunto “chivazo” que vendió cara su derrota.
Un juego que comenzó perdiendo el equipo sonsonateco, desde los 7 minutos, una jugada que  se inició en el mediocampo permitió que Salvador López la ganara las espaldas a los defensores locales para vencer sin dificultad al portero Edwin Ávila , cuesta arriba en casa era un golpe que Sonsonate tuvo los arrestos para sobreponerse.
El gol sin lugar a dudas fue un balde de agua fría no solo para los jugadores, sino para la afición que se hizo presente en buen número al estadio, pero tal como sucede con el agua le sirvió para despertar a los mismo elementos de Sonsonate, que comenzaron a tomar el control del partido y empezaron a inquietar la portería defendida por Nelson Boteo.
Fue así que con esas llegadas constantes encontró el empate, y llegó en la humanidad de unos de sus jugadores más ricos técnicamente dotados: Elmer Abarca. Este volante encontró un balón enviado de la banda que no pudo despejar la zona defensiva de Racing Jr., controló con elegancia el balón y cuando observó el espacio donde podía tirar lo hizo con elegancia, estilo, donde el cancerbero nunca llegaría para firmar el empate y llevar un poco de tranquilidad a la interna sonsonateca, porque era amo y señor de la pelota y el gol simplemente fue el reflejo de ese dominio, con el empate se fueron al descanso.
Para la parte complementaria no cambió la tónica de la primera mitad, un Sonsonate llegando sobre el área rival, pero este también tenía lo suyo y con esporádicas llegadas inquietaban la zona defensiva, es ahí donde Rubén Alonso movió sus piezas y arriesgó todo; pues mandó dos hombres con perfil netamente ofensivo, entre José Edgardo Pimentel.
Sonsonate tuvo para definir en el segundo tiempo, pero no encontró el camino correcto para perforar la portería de Boteo, incluso un tiro libre de René Gutiérrez pegó en el larguero, al parecer el gol no llegaría más en el tiempo reglamentario.
Cuando Marlon Alfonso Mejía decreta dos minutos adicionales, aparece nuevamente una genialidad de Elmer Abarca que quitándose cuanta marca tenía enfrente , tuvo visión de observar habilitado a Pimentel y justo se la entregó entre dos defensores para que quedará libre ante Boteo, Pimentel con toda la experiencia acumulada en nuestro fútbol , hizo lo más correcto ante la salida del portero se la cambió a su lado contrario dejando sin ninguna oportunidad para detener el balón; la locura se apoderó del estadio cocotero, era el colofón de un gran partido realizado, el gol era el justo premio para quien lo había buscado en todo el segundo tiempo.
Racing Jr., terminó como lo es, como el  campeón, dando la cara al sol, sin ser menos en la cancha, pero con el único defecto que se defendió con más elementos de lo normal y dejó al contragolpe la búsqueda de la victoria. Aún tiene la oportunidad de disputar el ascenso a segunda división, su cetro logrado el torneo anterior le dan esa posibilidad.

FanPage

Seguinos en Twitter.