El sueño de gloria se cumplió y el título se fue para tierras norteñas,Jiquilisco pegó, pero falta repetir Debe superar de nuevo al Huracán para definir al otro ascendido a Segunda



. Chalatenango tuvo que sufrir 89 minutos, en el estadio Jorge “Mágico” González, para poder tocar el cielo ayer. Pero lo logró al derrotar agónicamente a Sonsonate (1-0) y llevarse la corona de campeón de la Zona Centro Occidente de la Tercera División.

Cuando el partido parecía dictar sentencia para irse al alargue, los jugadores chalatecos se resistieron a eso, y aprovecharon la última y la solventaron con un gol de tiro libre de Levi Martínez.

Sin duda, una anotación buscada por Chalate pero inesperada, ya que fue el equipo cocotero el que dominó la mayor parte del juego, acosó todo el segundo tiempo la portería del guardameta José Lara, sin dejar respirar al ahora campeón en la media.

Una tónica que se repitió en distintos tramos del encuentro por parte de Sonsonate, que manejó el balón cómodamente, lució más ofensivo y presionó a un Chalate que se metió atrás sobre el final.

Una, suficiente

Campeón y subcampeón dibujaron un encuentro sin creación, con pelotazo, echando de menos a un líder y errando en la definición.

Al 13’, Chalate trató de sorprender con un disparo a marco, que en el último intento no consiguieron rematar ni Martínez, ni Danni Rivas.

A partir de los 30 minutos, Sonsonate mostró más propuesta, y tuvo la mejor a los 44’, cuando pareció que sentenciaría el primero. En una jugada entre Edgardo Pimentel y Élmer Abarca, éste último mandó balón al fondo, pero le sancionaron posición prohibida y el equipo lamentó la más clara.

Después, al 47’ y 48’, los del norte y los sonsonatecos tuvieron una por bando, en tiros libres, que se fueron pegados a los postes. El gol se negaba.

El acoso del cuadro occidental volvió a hacerse presente (78’) con un riflazo de Milton Velásquez; y con un remate a marco (80’) de William López, ambos con peligrosidad.

Llegaría así el tiro libre de Levi, a uno del final, que tocó ligeramente el poste y terminó adentro (1-0) para la locura de Chalate, el rey del Clausura que espera lograr el nuevo sueño: ascender a Segunda.



En un partido cerrado y con dientes apretados, Topiltzín consiguió ayer hacerse del trono en la final del Centro Oriente de Tercera División. El cuadro de Jiquilisco derrotó 2-1 a Huracán, y se llevó el título y la oportunidad de pelear por un lugar a la Segunda División.

El cuadro de Jiquilisco pareció que sentenciaba el juego, cuando Hugo Ruiz anotó el 1-0 (90’), tras un tiro libre. En el tiempo agregado, y tras cobrársele un tiro de penal a Huracán, llegó el guardameta Herbert Ramos, portero de la Azul de Playa, y puso el 1-1.

Con esto, se jugaron los 30 minutos extras, en donde Ludwin Rivera sentenció el juego al definir el 2-1 al 116’.

Con esto, Huracán, campeón del Apertura 2012, y Topiltzín, de este 2013, volverán a verse las caras el fin de semana entrante, en una “finalísima” con tinte de revancha, para definir al ascendido a Segunda de esta zona.

FanPage

Seguinos en Twitter.